24 horas en Viena

lolanoviajasola viena palacio

Sin duda Viena es una de las joyas imperiales europeas y a pesar de haber sido bombardeada durante el final de la II Guerra Mundial, mantiene incontables ejemplos barrocos muestra de la grandeza de la que fue capital del Imperio húngaro en el siglos XIX. Viena tiene una relación muy especial con la música; algunas de las obras más importantes de nuestra historia han sido compuestas en esta ciudad, y varios de los mayores prodigios de la música han vivido en ella como Mozart, Beethoven o Bach. Por todo esto 24 horas igual se nos hacen escasas para conocer una ciudad como Viena, pero haremos todo lo posible para aprovecharlas al máximo. Porque como dijo el escritor Karla Kraus, «las calles de Viena se pavimentan con cultura, el resto de ciudades con asfalto«.

Imprescindibles de Viena:

Sentirse Sissi emperatriz en su Palacio de Schönbrunn

El palacio de Schönbrunn fue la residencia de la casa de los Habsburgo, una de las familias más importantes de Europa, durante más de dos siglos y es una de las joyas de la ciudad de Viena.  Pero fue en el siglo XVIII con María Teresa hija de Carlos VI, cuando empezó la época gloriosa para Schönbrunn que se convirtió centro de la vida social y política. Mas adelante sería la emperatriz Sissi y su marido Francisco Jose los que trasladarían a este palacio su residencia de verano.

lolanoviajasola palacio schonbrunn
El color amarillo de la fachada se convertiría en símbolo de la dinastía de los Habsburgo

Esta mansión inicialmente denominada Katterburg (también conocido como el Versalles vienés) cuenta con 307 habitaciones, algunas de ellas se pueden visitar. Además es posible hospedarse, la tarifa más baja para una suite de dos personas es de 500 EUR. Por último sus jardines abarcan 160 hectáreas, entre las que se incluyen un zoo, un laberinto y un lago! No dejéis de subir a la colina donde las vistas a los jardines y a la ciudad de Viena son impresionantes.

lolanoviajasola viena palacio
Vistas desde el mirador de los jardines

*El emperador Matteo usó la Katterburg para cazar. La leyenda dice que en unos de sus paseos de caza descubrió la Fuente Hermosa, la que de ahí adelante le da el nombre a la mansión: Schönbrunn (bella fuente)

Admirar las pinturas de Klimt en el Palacio Belvedere

El palacio Belvedere es otra de las joyas de Viena, también de estilo barroco al igual que Schönbrunn pero con una ubicación más céntrica. Perteneció al príncipe Eugenio de Saboya, un amante del arte y por ello, dentro alberga un museo donde se encuentra el cuadro probablemente más famoso de toda Austria: El Beso de Klimt.

lolanoviajasola belvedere
La entrada al museo para poder admirar los cuadros de Klimt cuesta 19 EUR

Una parada obligatoria: el Rathaus de Viena

Viena debido a su influencia germánica cuenta un Rathaus (ayuntamiento), este edificio fue construido a finales del siglo XIX. En su exterior se encuentra la escultura conocida como Rathausmann, un icono de la ciudad. En invierno uno de los mercadillos navideños más importantes de la ciudad se instala justo delante de su fachada. Por lo que, os recomendamos visitar esta ciudad en Navidad.

De entre todos sus palacios, el más grande: Hofburg

El Palacio Imperial de Hofburg fue otra de las residencias de los Habsburgo, en este caso de invierno donde vivieron más de 6 siglos. Es el palacio más grande Austria y cuenta con más de 2.600 dependencias repartidas en 18 alas. Tiene una ubicación más que privilegiada en pleno centro de la ciudad.

lolanoviajasola viena
Ambiente navideño en pleno centro de Viena

Si la música fuese edificio: la Ópera de Viena (Staatsoper)

Desde su inauguración en 1869 con la presentación de Don Giovanni de Mozart, esta ópera se ha convertido en una de las más conocidas y con más tradición del mundo.

Viena es sin duda la capital mundial de la música, no solo por contar con su Staatsoper, una de las más prestigiosas del mundo junto con la Scala de Milán y la Ópera de Londres; sino porque es aquí donde nacieron y se estrenaron algunas de las obras más famosas, de compositores de la talla de Mozart, Beethoven, Vivaldi o Strauss (padre e hijo)… Y para más inri, Viena es también la sede del coro más conocido del planeta: los Niños Cantores.

lolanoviajasola viena opera
La Ópera de Viena impresionante verla iluminada

Recordad que Viena, dispone de otra Ópera, la Filarmónica – Wiener Musikverein, conocida por ser la sede del concierto de año nuevo.

Otro icono: La catedral de San Esteban o Stephansdom

La Catedral de San Esteban es la sede principal de la archidiócesis de Viena y se levantó sobre las ruinas de una iglesia románica dedicada a San Esteban. En su tejado se pueden ver más de 250.000 azulejos que tuvieron que ser restaurados tras quedar seriamente dañados durante la II Guerra Mundial. Además alberga los restos mortales de gran parte de los miembros de la familia Habsburgo.

lolanoviajasola catedral viena
Típica estampa navideña: catedral con su mercadillo

Pasear por la arteria comercial de la ciudad

La arteria comercial de la ciudad también llamada Kärntner Straße es la calle de tiendas más larga de Europa. Allí también se encuentra el famoso Hotel Sacher creador de la emblemática tarta que lleva su nombre.

lolanoviajasola viena

Otra de sus principales avenidas, es la famosa RingStraße que rodea Viena y os llevará por las principales atracciones de la ciudad.

Un poco de historia en la Mozarthaus

En el Domgasse número 5, se encuentra un museo dedicado a la vida y la obra de Wolfgang Amadeus Mozart. Aunque Mozart vivió en múltiples localizaciones en esta ciudad, es aquí donde pasó sus días más felices y compuso la conocida obra de las bodas de Fígaro.

Paradas gastro para comerse Viena

El rey del Wiener Schnitzel en el Glacis Beisl

Comer en una típica taberna vienesa (Beisl) es otro imprescindible en nuestro viaje y el Glacis Beisl (Breite G. 4) es el lugar que sin duda, superará vuestras expectativas. Este restaurante de los años 60 es especialista en Wiener Schnitzel y damos fe de ello. No hemos probado ninguno igual. Además cuenta con una terraza externa muy acogedora para los días de primavera. Precio por persona 20-30 EUR.

lolanoviaja viena
Schnitzel acompañado de cerveza casera

Zum Heurigen! Vámonos de tapas por el centro: Gigerl, Der Stadtheurige

Las tabernas tradicionales vieneses o Heurigen son bodegas que ofrecen platos tradicionales acompañados de vinos locales, de hecho el Heuriger es el nombre que recibe el primer vino del año. Uno de los pocos situados en el centro, es el Gigerl (Rauhensteingasse 3) un pequeño local con muchos detalles folclóricos y un menú de platos vieneses populares servido a modo de buffet, el sistema típico de estos locales. Precio por persona 20-30 EUR.

lolanoviajasola essen viena

El mejor Apfelstrudel en el histórico Cafe Korb

Un imprescindible de vuestro viaje es probar el original Apfelstrudel, y lo de original viene porque este delicioso postre a base de manzana, pasas y canela, tiene su origen en Austria , y no en su vecina Alemania como muchos creen. Uno de los mejores que hemos probado en el viaje es el del Cafe Korb (Brandstätte 7-9), café histórico con más de 110 años de historia que era lugar frecuentado por intelectuales y artistas como Sigmound Freud o Arthur Miller y Andy Warhol más recientemente.

lolanoviajasola viena cafe korb
Todavía soñamos con este Apfelstrudel

Como siempre, os dejamos el mapa de localizaciones principales. Si continuáis vuestro viaje por la vecina Hungría, os recomendamos seguir nuestro post con las 9 paradas imprescindibles de Budapest.

PARA CINÉFILOS…: DÓNDE SE RODÓ..?

  • Antes del amanecer (1995): Viena es la ciudad elegida para que Céline y Jesse continúen conociéndose después de su viaje en tren e inicio de la historia amor/trilogía

  • Gorrión rojo (2018): Esta película de espías de Jennifer Lawrence fue rodada entre Viena y Budapest, la bailarina de ballet Dominka elige Hofburg y Michaelerplatz para hacer una de sus exhibiciones antes de convertirse en espía.

  • La dama de oro (2015): La historia del famoso cuadro de Klimt es sin duda una de nuestras películas favoritas, porque descubrimos que la Viena de la II Guerra Mundial y la actual no se diferencian tanto. Además de la fantástica Anne Miller.



1 pensamiento sobre “24 horas en Viena”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *