7 razones para enamorarse de Cracovia

La ciudad de Cracovia es Patrimonio de la Humanidad desde 1978 y es sin duda una de las ciudades más bellas de Europa; gracias en parte al indulto que los alemanes le dieron durante la Segunda Guerra Mundial. Arquitectura, naturaleza e historia inundan la que fuera antigua capital de Polonia que además, cuenta con una amplia oferta de vida nocturna. Aunque son muchas las razones para enamorarse de Cracovia, aquí os nombramos siete, por las que esta ciudad centroeuropea debería que estar en vuestra lista de viajes para este invierno.

Viajar a la Edad Media en la plaza más abarrotada de la ciudad: la Plaza del Mercado

Se trata de la mayor plaza medieval de toda Europa y centro neurálgico de la ciudad desde hace casi 800 años. Allí se encuentra la Lonja de los paños, un centro comercial de especias, que se importaban desde Oriente. Hoy en día sigue funcionando como centro comercial, especialmente enfocados al ámbar, y donde podréis cumplir con los encargos de familiares; y es que en esta zona báltica se encuentra el mayor depósito conocido de ámbar y en Polonia una de las mejores escuela de diseño de esta resina.

lolanoviajasola cracovia
De todo os podéis encontrar en esta plaza

Dominando la Plaza del Mercado se encuentra la basílica de Santa María, uno de los grandes templos de Cracovia. Llama la atención su asimetría en las torres. Os aconsejamos subir a una de ellas para disfrutar de unas de las mejores vistas de la ciudad.

lolanoviajasola cracovia
*La asimetría de sus dos torres se debe a que dos hermanos arquitectos, compitieron para ver quién podía hacerla más alta y terminarla antes. Como iba perdiendo el hermano mayor responsable de la torre norte, asesinó al pequeño y tiró su cuerpo al río. Luego, arrepentido de lo que había hecho, se tiró de su torre.

Saludar al dragón que custodia el castillo de Cracovia: Wavel

Esta residencia real durante cinco siglos, conservó buena parte de su poder simbólico incluso después de que el centro de poder se trasladara a Varsovia, a finales del siglo XVI. En su interior se pueden ver los apartamentos reales, sala de diputados, y su gran tesoro el cuadro más valioso de la ciudad: La dama del armiño, de Leonardo da Vinci.

lolanoviajasola cracovia castillo
Nos deja una imagen de cuento

Pero su gran secreto es el dragón Wawel, situado en la ladera de la montaña de su mismo nombre, que echa humo cada cinco minutos.

*Se cuenta que el dragón de Wawel vivía en el interior de esta colina, obligando a los campesinos a llevarle en sacrificio varias reses. El rey Krak, que gobernaba la ciudad por entonces, ofreció la mano de su hija a aquel capaz de terminar con el dragón. Muchos caballeros probaron suerte sin éxito hasta que un zapatero, muy astuto, rellenó un pellejo de oveja con azufre y lo dejó frente al escondite del dragón. Este lo engulló, pero el azufre lo abrasó por dentro y murió. ¡Por supuesto, el zapatero se casó con la princesa!

Revivir la Lista de Schindler por cada esquina del barrio Judío Kazimierz

Este asentamiento judío fue durante buena parte de su historia una localidad independiente. La mejor forma de conocerla es hacer uno de los los free tours que se organizan, por ejemplo el de Freewalkingtour. En este barrio se encuentra una de las localizaciones de la oscarizada película «La Lista de Schindler«, no solo la famosa vivienda de la familia, sino también la fábrica que da nombre a la película.

lolanoviajasola cracovia
Os entrarán ganar de volver a ver la película

Recordar para no repetir: Campo de concentración de Auschwitz

Una parada obligatoria al visitar la ciudad de Cracovia es recordar uno de los tramos negros de nuestra historia reciente en el Campo de Concentración de Auschwitz. Os recomendamos hacer el tour de medio día, el traslado está incluido desde el centro de Cracovia y llegaréis justo a tiempo para la comida. Aquí os dejamos el link si lo queréis hacer en español, el precio ronda los 18PLN.

lolanoviajasola cracovia auschwitz
«Trabajar os hará libres»

Probar el plato estrella de la gastronomía polaca: los pierogi

Los pierogi son una de las especialidades de la cocina polaco basados en empanadillas que pueden estar rellenas de carne, patata o queso. Para disfrutar de ésto y otras especialidades os recomendamos  uno de los mejores restaurantes tradicionales de la ciudad: el Morskie Oko (Plac Szczepański 8). 

lolanoviajasola polonia pieroggis

Sin duda sus pierogi de setas son la perdición de Lola. No dejéis de probar sus carnes asadas o los schnitzel. Otro must que no debéis perder son los  Zapiekanka. Es una receta polaca consistente en media baguette cubierta principalmente con champiñones, jamón (u otro tipo de carne), queso y vegetales. Hay miles de variaciones de esta receta, y el mejor sitio para probarlas es cualquiera de los puestos situados en la plaza Nowy.

Y como postre, tenéis los mejores helados de la ciudad en la misma plaza en el Good Lood (Plac Nowy 4A), eso sí prepararos para esperar una buena cola.

Disfrutar de un brunch al estilo polaco

Para disfrutar del mejor brunch os proponemos dos sitios: el primero en pleno centro histórico el Guliwer Bar & Restaurant (Bracka 6) con una oferta más clásica.

lolanoviajasola brunch polonia

O el Moment Resto Bar (Estery 22), perfecta localización para uno de los mejores brunch de la ciudad, podréis elegir entre estilo francés, polaco o alemán.. así como de originales zumos artesanos.

lolanoviajasola brunch polonia

Tomarse una cerveza en un bar ambientado en las Crónicas de Narnia

Uno de los grandes secretos de Cracovia es su vida nocturna y prueba de ello son los innumerables pubs y discotecas. El Alchemia (Estery 5), por ejemplo, ambientado en la famosa novela de C.S. Lewis, en el que tendréis que cruzar armarios para acceder a las diferentes salas. A pocos metros el reivindicativo Propaganda (Miodowa 20) o si queréis algo más de bailoteo Le Scandale (Plac Nowy 9).

Os dejamos un mapa con las principales localizaciones que os hemos contado, y a Cieszyć się!



2 pensamientos sobre “7 razones para enamorarse de Cracovia”

  • Aunque un poco lejos de España, Cracovia es un lugar digno de visitar. Tiene un casco histórico espectacular, una comida buena y bastante barata, y unas visitas cercanas diferentes y de lo más interesantes. Me refiero al Campo de Concentración de Auschwitz y las Minas de Sal de Wieliczka, pocas veces en la vida puedes bajar a 300 metros de profundidad en unas galerías tan espectaculares y tan bien cuidadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *