Descubriendo la Ribera del Duero

lolanoviajasola aranda

Aranda es mucho más que Sonorama, es la milla de oro del vino, cuna del cordero y capital de una denominación de origen con más de 2.500 años de historia. Cuenta con lugares de ensueño como el Monasterio de Valbuena del Duero, bodegas modernistas como las diseñadas por Norman Foster para Portia, o históricas como las subterráneas de Aranda y el mejor ambiente de pinchos en la ciudad de Aranda. Os recomendamos las mejores experiencias para pasar un fin de semana inolvidable en la aclamada Ribera del Duero.

Descubrir los secretos de Aranda del Duero

Además de su bodegas históricas y sus tabernas, Aranda cuenta con otros secretos, por algo es la mayor de las poblaciones de la Ribera del Duero en la provincia de Burgos. Uno de ellos, su puente medieval de las Tenerías.

lolanoviajasola aranda duero puente
A solo 5 minutos de la plaza mayor este oasis de tranquilidad

En pleno centro histórico de Aranda se encuentra la Iglesia de Santa María, data del siglo XV con su portada gótica recientemente restaurada realmente impresionante.

lolanoviajasola aranda
Iglesia de Santa María

La Iglesia de San Juan Bautista alberga el Museo Sacro, que muestra el patrimonio religioso de Aranda de Duero y otras piezas procedentes de los templos y ermitas de la comarca.

lolanoviajasola aranda
El Museo Sacro también refugio de una familia de cigüeñas

Enamorarse del lechazo en Casa Mauro (Peñafiel)

Ir a la Ribera y no probar el lechazo es como visitar Asturias y no probar una fabada. Si visitáis Peñafiel os recomendamos Casa Mauro (Calle Atarazanas, 2), situado a pocos metros de la Plaza del Coso. El lechazo cocinado en horno de leña es plato obligatorio, así como su cuajada con miel. Todo esto maridado con una variedad de más de 350 referencias denominación de origen. Precio por persona 30-35 EUR.

lolanoviajasola cordero duero
Al rico lechazo

Sentirse rey por un día en el Castillo de Peñafiel

El castillo de Peñafiel se ha convertido en un emblema de la región Ribera de Duero. Reformado en los siglos XV y XIV y declarado Monumento nacional en 1917, hoy en día es la sede del Museo Nacional del vino. El precio de la entrada guiada es de 3 EUR.

lolanoviajasola penafiel duero
En lo alto de Peñafiel nos vigila su castillo

Viajar en el tiempo por las bodegas subterráneas de Aranda

No se llega a conocer del todo la historia de Aranda hasta visitar una de la bodegas subterráneas. Os recomendamos la Bodega Histórica Don Carlos (Calle Isilla, 1), en la que descubriréis que la historia del vino más allá de lo que nos cuentan en las bodegas modernas. Además también os contarán que Aranda del Duero allá por el siglo XV, se podría cruzar por sus túneles subterráneos de norte a sur.

lolanoviajasol aranda duero
Interior de la bodega histórica Don Carlos

Hartarse a pinchos en el Lagar de Isilla

La Calle Isilla en Aranda del Duero debe ser una parada obligatoria en vuestra visita a la ciudad. Pero si nos tenemos que quedar con una taberna, elegimos el Lagar de Isilla (Calle Isilla, 18), con su variedad de pinchos y vinos podréis cenar perdiendo la cuenta de cuántos robles os habéis bebido.

lolanoviajasola vino aranda

Enamorarse de los alrededores de Aranda del Duero

No solo de Aranda vive la región de la Ribera, si bien es cierto que es uno de los pueblos con más vida. En sus alrededores, a solo 15 minutos en coche, podemos visitar pueblos tan emblemáticos como Gumiel de Izan donde se encuentra Bodegas Portia (Carretera N1, km 170), diseñadas por Norman Foster.

O San Bernardo (en Valbuena de Duero), donde podréis visitar el Monasterio Santa María de Valbuena (Calle Murallas, 47359 San Bernardo). Los monjes franceses que lo habitaron implantaron la regla benedictina y actualmente ha sido reformado y convertido en un parador.

lolanoviajasola valbuena de duero
La entrada cuesta 4 EUR para no huéspedes

Pesquera de Duero, a pocos minutos de San Bernardo, nos sorprende con su pintoresca plaza mayor, una perfecta parada en el camino donde el tiempo parece haberse detenido.

Si sois unos amantes del vino como nosotros y os encantan las excursiones enoturísticas, no os debéis olvidaros de la Rioja, en nuestro post os contamos como pasar un fin de semana de lujo. Todo un planazo  sobre todo en época de vendimia.



1 pensamiento sobre “Descubriendo la Ribera del Duero”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *