Singapur en 48 horas

En este post nos adentramos en uno de los centros neurálgicos del comercio mundial y una de las principales entradas al sudeste asiático: Singapur. Colonia británica desde principios del siglo XVIII, es hoy en día una de las ciudades con más calidad de vida y mayor índice de millonarios del mundo. Desde su cercana independencia de Malasia en 1965, Singapur ha estado en constante evolución, reinventándose a sí misma y fruto de ello, es actualmente el tercer mayor centro financiero y el segundo puerto a nivel mundial. Os invitamos a descubrir con nosotros este increíble lugar, donde sus más de 5 millones de habitantes, mezcla de todas las etnias y religiones, conviven en un área del tamaño de la ciudad de Madrid.

LOLA TIPS en Singapur:

Las 3 C’s de Lola – Cuándo, Cuánto y Cómo:

Singapur está muy próxima al ecuador, por lo que tiene un clima tropical con dos estaciones: húmeda y seca. No hay una mejor temporada para visitarla. El clima por lo general es muy húmedo, con precipitaciones en cualquier época. La sensación térmica es mucho mayor que la que muestran los termómetros.

Singapur es una ciudad pequeña; no necesitaréis más de 2 días para visitarla. Por lo que es la parada perfecta en vuestros viajes al sudeste asiático, ya que es una escala habitual en la ruta de muchas aerolíneas.

La mejor manera de moverse es el transporte público, que es rápido y asequible. Existe una tarjeta llamada EZ que se puede comprar en las estaciones y supermercados 7-eleven para utilizar en metro y autobuses.

Los MUST de Lola:

Marina Bay: jardines «Gardens by the bay», Hotel Marina Bay Sands, Clarke Quay, Chinatown y Little India.

La perdición de Lola:

  • El cangrejo es el plato típico de Singapur, ya sea a la pimienta, chili o de cualquier forma.
  • No dejéis de probar el Satay, unas brochetas marinadas de pollo o cerdo con salsa de cacahuete.
  • El Char Kway Teow: tallarines de arroz con ajo, carne, gambas y diversas salsas.
  • El Liao Fan Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice & Noodle (78 Smith Street) cuenta con el estandarte de ser la estrella michellin más barata del mundo. Se comenta (lamentablemente fuimos antes de saber que le habían dado una estrella) que tiene el mejor pollo laqueado del mundo. Habrá que probarlo en nuestra próxima visita.
  • Telok Ayer Market: un mercado con infinidad de puestos ambulantes de comida asiática en un emplazamiento fantástico, un edificio de arquitectura Victoriana que data de finales de 1800. Los precios oscilan entre 3 y 7 SGD (entre 2 y 5€).
  • Para salir os recomendamos la calle Club St, donde encontraréis una amplia oferta de pubs y restaurantes. El ambiente de esta zona es mayoritariamente occidental.

Otros consejos:

  • Una parada imprescindible es la del Hotel de Marina Bay Sands, uno de los edificios más emblemáticos de Singapur y donde disfrutaréis de las mejores vistas de la ciudad. Os recomendamos no comprar el ticket al mirador, sino que compréis la entrada para el bar en la azotea (CE LA VI), cuyo precio os descontarán en una consumición.
  • Si sois de nacionalidad europea no se necesitaréis visado para hacer turismo. Lo que si os recomendamos, es que os hagáis un seguro de médico como os hablamos en otros posts, imprescindible para salir de Europa.
  • Su moneda es la dólar de Singapur (SGD), os recomendamos cambiar el dinero justo en el aeropuerto para llegar al centro. Ya en el centro podréis buscar una casa de cambio o cajero para cambiar el dinero que necesitéis.
  • Singapur es una de la ciudades con el mayor precio del metro cuadrado del mundo y por ello el alojamiento es muy caro, tanto que muchos hoteles ofrecen incluso cápsulas a modo de habitación. Por la zona de Chinatown encontraréis la mejor calidad-precio.
  • Es un país lleno de normas, así que echadle un ojo a algunas de sus prohibiciones. Os sorprenderá que está prohibido comer chicle, fumar en multitud de lugares, escupir o incluso comer en el transporte público.

Nuestro viaje

Día 1: Chinatown y zona de Marina Bay

Desembarcamos en Singapur una calurosa mañana de Febrero como escala en nuestro viaje a Australia. Fueron 2 días, lo justo para poder conocer los highlights de la ciudad. El choque de calor y el bochorno tras salir del aeropuerto fue brutal, así que nos apresuramos en coger el metro MRT y por solo 2 SGD, en 30 minutos llegamos al centro.

Como curiosidad, el aeropuerto internacional de Singapur: Changi, es uno de los más concurridos con cerca de 60 millones de pasajeros. Es también considerado el mejor aeropuerto de mundo, debido a la amplia gama de servicios que ofrece: desde zonas de relax con masajes, gimnasio, lavandería, cines, hoteles, supermercado e incluso piscina. A pesar de ello la decoración es un poco anticuada, pero sin duda las escalas se hacen más amenas.

lolanoviajasola singapur
Metro característico de Singapur

Nuestro hotel estaba ubicado próximo a Chinatown, así que tras hacer el check-in y la pertinente ducha (no sería la primera del día), decidimos buscar un sitio para comer y probar su típica cerveza Tiger en Chinatown.

El barrio de Chinatown es el centro de la comunidad china y por lo tanto el lugar perfecto para disfrutar de cualquier especialidad asiática. El barrio destaca por su mezcla cultural y es que podréis ver dos mezquitas árabes y un templo hindú en el corazón del barrio chino. Mosque Street, Pagode Street, Temple Street y Smith Street tienen un ambiente muy colorido y cuenta con diferentes estilos arquitectónicos propios de este barrio.

lolanoviajasola
Vista nocturna de Chinatown

Continuamos por la calle Cross St para adentrarnos en el distrito financiero, llegando a la plaza de Raffles Place Interchange, centro neurálgico del distrito conocido como CBD (Central Business District). En toda esta zona veréis numerosos rascacielos de los principales bancos y consultoras como HSBC, PwC o CityBank…. Desde allí en menos de 5 minutos llegaréis al río, donde las vistas al Hotel Marina Bay Sands son impresionantes.

lolanoviajasola
Vistas al distrito financiero

El icono de la ciudad, se encuentra el Hotel Marina Bay Sands, cuya visita es obligada como ya os comentamos. Es recomendable ir al atardecer para ver el contraste que sufre la ciudad. En la planta 57 se encuentra el Skypark, un complejo al aire libre que comunica las tres torres. Ahí encontraréis mirador, una discoteca, un restaurante y una de las piscinas con mejores vistas del mundo.

lolanoviajasola marina bay
Acceder a esta piscina no es apta para todos los bolsillos

Desafortunadamente la piscina solo está abierta para los clientes del hotel. Por lo que si os queréis dar un baño a 150 metros de altura, tendréis que estar alojados previo desembolso de los aproximadamente 300€ que cuesta la habitación doble. Independientemente del baño, las vistas son sencillamente espectaculares.

El Hotel Marina Bay Sands, abierto en 2010, fue construido en un terreno ganado al río, de ahí su nombre de «Marina». Forma parte de un complejo que reúne todas las atracciones imaginables: un centro de convenciones, cines, teatro y centro comercial de lujo «The Shoppes«, con más de 300 tiendas y restaurantes de renombrados chefs.

lolanoviajasola singapur
The Shoppers, donde el lujo no es solo para unos pocos

Otra parada obligatoria es La Esplanade, uno de los iconos de Singapur, algo así como la Ópera House es a Sidney. Todas la noches se realiza un espectáculo nocturno de luces frente al hotel.

Para los amantes del motor, es por estas calles donde se realiza anualmente el circuito urbano de Fórmula 1.

lolanoviajasola
Estampa nocturna del Esplanade

Día 2: Little india y Gardens by the bay 

El segundo día lo dedicamos a conocer Little India, uno de los barrios más característicos de Singapur junto con Chinatown. Sus orígenes se remontan a 1819 cuando los primeros inmigrantes indios se instalaron allí y hoy en día es el epicentro de toda la comunidad india.

lolanoviajasola singapur
Uno de los templos de Little India: Sri Veeramakaliamman

El olor a curry y especias se hace notar en cada rincón, saris de todos los colores y turbantes llenan las calles de colorido. Hasta su calle principal, Serangoon Road, se puede llegar con la línea de metro MRT parando en Little India.

Nuestra siguiente parada serían los jardines “Gardens by the bay”, una de las atracciones más famosas de Singapur, situados en la parte trasera del Hotel Marina Bay Sands. Se divide en dos zonas, una gratuita y otra a la que se debe pagar entrada. En la zona gratuita podréis encontrar diferentes temáticas en sus jardines: indio, malayo, chino, colonial, de frutas y flores o de palmeras.

lolanoviajasola singapur
Vista panorámica de los jardines

Pero sin duda, el icono de estos jardines son sus Supertree Grove. Un proyecto tecnológico basado en el aprovechamiento de la energía con una serie de árboles artificiales de hasta 50 metros. Éstos recogen el agua de la lluvia y sus células fotovoltáicas les permiten acumular energía para el espectáculo de iluminación al final del día.

lolanoviajasola
Supertree Grove

Sin mucho tiempo para más, recogemos las maletas y nos volvemos hacia la estación de metro, para llegar hasta el aeropuerto. Queremos llegar con tiempo para disfrutar de alguno de los servicios que ofrece el aeropuerto de Changi.

Para cinéfilos: dónde se rodó…?

  • Independence Day – Resurgence: uno de sus famosos hoteles es destruido durante el segundo ataque alienígena fallido en la secuela de Independence Day.

lolanoviajasola films



3 pensamientos sobre “Singapur en 48 horas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *